Retrato de embarazo

Hubo quien se sorprendió al saber que esta foto estaba hecha en casa de la retratada en un día gris y lluvioso, y sólo con luz natural.

Así es como me gusta trabajar.

La mayoría de las veces llevo un plan definido pero lo inesperado siempre acaba por salir cuando trabajas con las familias en sus viviendas, en sus habitaciones, en un espacio en el que se siente cómodas.

Esto, además de añadir un plus de comodidad porque soy yo la que suele desplazarse, conforma un recuerdo mucho más entrañable.