Familia tumbada en la hierba miestras sonríen y se abrazan

Momentos al natural: Fotografía Lifestyle

Algunas familias me abren las puertas de sus casas para que les fotografíe en la cotidianidad de sus vidas. Esto me encanta y me permite capturar esos momentos al natural, en un ambiente usual para ellos, sin posar para la cámara y mostrándose como les apetece en todo momento.

Esto es a lo que yo llamo fotografía lifestyle, y es el estilo fotográfico que busco en todas la sesiones que hago.

Los reportajes lifestyle vienen a ser sesiones de fotos que reflejan el ambiente en el que vive una persona o una familia. Son sesiones muy naturales, de un estilo muy libre y espontáneo donde se intenta reflejar cualquier momento del día a día y que suelen desarrollarse en casa o en exteriores con luz natural.

Unos reportajes se prestan más que otros a este estilo, sin embargo siempre trabajo teniendo presente esa idea y poniendo la intención para dejar mi sello personal en cada sesión de fotos.

En esta imagen la familia está en su apartamento delante de un gran espejo jugando y mirándose Esta es mi forma de trabajar y la razón por la que no tengo estudio de fotografía, ni por ahora, me planteo tenerlo. Para ciertos trabajos como la fotografía de familias o bebés salir del estudio es una herramienta creativa y significa conseguir un resultado diferente, más atractivo y menos artificial.

Todo el amor y ternura del momento caben en esta foto. Y la foto la construyen la luz, las miradas, los gestos totalmente espontáneos. Debe de haber pocos momentos de mayor conexión entre madre e hijo/a que los de amamantar. Saber esperar te puede regalar momentos así.

Imagen de una familia, madre, bebe y hermano en un momento de amamantar Trabajar en casa de mis clientes significa jugar con la luz natural disponible, resolver situaciones inesperadas y aceptar lo imperfecto, y bello, que tiene la cotidianidad.

También significa estar allí, presente pero manteniendo una cierta distancia y respeto, aunque al final termines formando parte de esas experiencias porque te encuentras incluída en su círculo, muy cerca y porque ellos también han querido compartirlo contigo.

Algunos clientes me llaman porque necesitan un par de fotos de recuerdo, un par de fotos tan sólo, en las que salgan favorecidos, naturales y quede muy bien como el resto de trabajos míos que han visto.

A menudo suelo tener que aclarar que para obtener un resultado bonito y natural en una foto hay que invertir tiempo en la sesión porque mi trabajo no es sólo hacer fotos si no también hacer que las personas que se ponen delante de la cámara se sientan muy cómodas para que el resultado merezca la pena y esté al nivel que yo busco y que el cliente demanda.

Compartir post