Imagen de un paisaje al atardecer. En primer plano se observan los juncos que nacen en la orilla del agua. Toda la imagen es un gran lago con unas casitas difuminadas al fondo. Luz ténue y cálida

Elige un día para ser feliz

El otro día leí la frase que escribió una amiga en las redes sociales: ¿Por qué para ser feliz hace falta no saberlo? Esta pregunta podría dar respuesta a muchas otras preguntas: ¿Qué es la felicidad? ¿Qué se necesita para ser feliz?

Me vienen a la cabeza muchas palabras para responderme a mí misma a estas preguntas. También pienso en la necesidad de desconectar para volver a conectar con lo que realmente “parece” importante.

Pienso en el amanecer, en el atardecer y en cuántas ocasiones he deseado que el día por fin acabara y en todas aquéllas mañanas sin querer salir de la cama para no afrontar otro día.
Mientras sueñas con tiempos mejores, con una vida mejor, con un trabajo mejor, con una casa mejor, con tener las mejores “cosas”. Mientras planificas algo que es imposible planificar. Mientras todo eso sucede, tu vida pasa por delante y se marcha para no volver. Resulta que la vida es aquello que sucede mientras la estás planeando.

¿Sabemos qué queremos hacer? ¿Cómo queremos vivir? ¿Qué es lo que realmente nos gusta? ¿Cuáles son nuestras necesidades reales?

Hace más de 6 meses que dejé de ver la televisión. Un día mi marido, desconectó la antena. Ahora tan sólo vemos cine o algunas series inglesas y americanas en versión original. No solía ser así antes: telediarios, anuncios, programas basura… un bombardeo constante.

El siguiente paso: que mi mente desconecte para conectar con una buena lectura, que mi cuerpo respire durante un paseo al atardecer, que mis ojos observen a través de mi cámara de fotos un amanecer y que éste permanezca en el recuerdo para siempre.

No quiero necesitar nada. No quiero tener prisas. No quiero dejar de disfrutar. No quiero hacerme daño sin más. Quizás mañana no me de cuenta de nada y tan sólo sea feliz. Aunque sea por un instante. Puede merecer la pena.

Una joven sonríe mirando al cielo mientras lleva un paraguas en su mano
Mi amiga Mercedes, de paseo fotográfico por el parque

Compartir post