El pasado diciembre dimos la bienvenida al invierno de una manera muy peculiar: celebramos el solsticio de invierno desde el Sepulcro Prehistórico Huerta Montero en Almendralejo.
Durante el amanecer del día más corto del año, el sol se cuela dentro de la tumba proyectando su luz durante, aproximadamente, una hora. Este momento, que sólo se puede presenciar una vez al año, es interpretado por los expertos como una ceremonia que se realizaba para ofrecer el sol nuevo a los difuntos. Este lugar mágico con miles de años de existencia que fue hallado por casualidad ahora se ha convertido en uno de los reclamos turísticos más llamativos de nuestra localidad y de Extremadura.

Imágenes tomadas con mi antigua Canon 6D junto con el objetivo 28mm f/1.8 de Canon.
El trípode y el objetivo de refuerzo 28-75mm f2.8 de Tamron completaron el equipo.

Detalle de las piedras del sepulcro huerta montero
Perspectiva de la puerta de acceso al sepulcro huerta montero
Ultimos minutos de luz del sol en el interior de huerta montero
Compartir entrada
View all posts by Ana

Actualmente estoy centrada en la fotografía corporativa para marcas y profesionales y la compagino con sesiones lifestyle para familias y parejas. Puedes encontrarme por Instagram, Twitter o VSCO.