Durante los últimos seis meses he asistido a bastantes más conciertos que en los dos últimos años. La música en directo ha sido una constante en mi día a día y ya tocaba compartirlo en el blog.

No vivo en Madrid o Barcelona, capitales que ofrecen una gran oferta musical en vivo, y sin embargo no he tenido que salir de mi ciudad para asistir a directos irrepetibles.

En un local llamado Salón de Teatres ha nacido un ciclo de conciertos llamado Monomania cuya programación ha logrado, en pocos meses, congregar a un elenco de músicos internacionales tales como  Barzin, Matt Elliot o la chilena afincada en España Soledad Vélez.

El pasado viernes se inauguraba una nueva etapa de este ciclo de conciertos con el cantautor español Víctor Herrero. Lo bueno de asistir a conciertos en Salón de Teatres es que al ser una sala pequeña te da la oportunidad tener un trato cercano y directo con los músicos, saludarles y comprarles directamente a ellos los discos.

Esta posibilidad de acercarte a los artistas enriquece aún más, si cabe, la experiencia de vivir su música en directo.

Cuando Víctor Herrero llegó a la sala nos presentaron y pudimos pasar unos minutos charlando con él. Poco después comenzó su actuación y todos nos preparamos para lo que se intuía iba a ser una velada especial. Y así fue.

Desde que sonaron los primeros acordes, en aquel escenario de Salón de Teatres, surgió la magia de su guitarra y su voz. Uno de los conciertos más íntimos y hermosos de los últimos años. Recuerdo a mi amiga Isa emocionada mientras sonaba Barcarola.

Con nuevo repertorio y algunas piezas de su último álbum Estampida publicado en España por Foehn Records, Víctor se presentó ante nosotros con personalidad, maestría y emanando una esencia muy española.

Sorprende saber sin embargo que apenas cuenta con trabajo en España. La mayoría de su trabajo le viene de fuera de nuestro país, al norte de los Pirineos y al sur del Estrecho. Sin olvidar que también ha cruzado el charco y ha tocado en Nueva York. Fuera de este país triunfa.Hermoso concierto y genial arranque de temporada. Gracias Salón de Teatres por apostar tan alto. El otoño se presenta musicalmente grandioso así que ya no podré faltar a ninguna cita monomaníaca.

Víctor Herrero en un plano medio. Se observa cerca su cara concentrada cerca del micrófono mientras toca la guitarra.
Detalle de los pies de Víctor Herrero que calzan unas babuchas
Retrato sonriente de Víctor Herrero Sentado sobre una silla tocando la guitarra española y cantantdo
Víctor Herrero durante un concierto. Descalzo, con los ojos cerrados y tocando la guitarra portuguesa.
Compartir entrada
View all posts by Ana

Actualmente estoy centrada en la fotografía corporativa para marcas y profesionales y la compagino con sesiones lifestyle para familias y parejas. Puedes encontrarme por Instagram, Twitter o VSCO.