Estamos en el mismo lugar donde hace un año fotografiábamos a la futura mamá en sus 36 semanas de embarazo. Tras el nacimiento de la niña vinieron más momentos importantes para ellos y nosotros los hemos vivido de cerca con nuestra cámara.

Este mes de mayo celebramos que llevamos un año siguiendo a Celia y lo hacemos con una sesión en el campo.

Celia ya tiene 10 meses. Ya no duerme tanto como antes, no para quieta y su mirada se interesa por todo. Atrás hemos dejado la fase de fotografiarla dormida buscando poses mientras ella descansaba plácidamente y muy pronto tendremos que correr tras sus pasos para poder hacerle alguna foto.

Por ahora, es suficiente con tenerla entretenida mientras cantamos y hacemos el ganso junto a su madre. Este es el resultado de la sesión en el campo con Carmen y Celia.

Retrato de Celia y su madre tumbadas sobre una manta en un paisaje en el campo casi idílico
Abrazo de la madre a su hija en formato vertical. Ambas vestidas de blanco en el capo en un contraluz ligero y suave
Carmen y Celia tumbadas en el campo. Blanco y negro
Celia, cae el sol
Celia jugando con las flores
Celia mira a su madre, en blanco y negro
Celia
Celia sonríe y hace gracias a la cámara mientras su madre la sostiene en brazos
Compartir entrada
View all posts by Ana

Actualmente estoy centrada en la fotografía corporativa para marcas y profesionales y la compagino con sesiones lifestyle para familias y parejas. Puedes encontrarme por Instagram, Twitter o VSCO.