Durante la tarde del pasado 25 de diciembre decidimos escaparnos para hacer fotos buscando la puesta de sol en Alange. Para nuestra pequeña excursión fotográfica me acompañó la Canon EOS 6D con los objetivos fijos 50 mm f/1.8 y 28 mm f/1.8 de Canon.

Últimamente mi EOS 6D me acompaña a todos lugares y junto a la lente 50 mm f/1.8 forman un equipo fotográfico perfecto para casi cualquier situación.

La EOS 6D es una cámara de formato completo o también llamada de sensor full frame. Esto marca bastante la diferencia con respecto a cámaras de gama un poco más baja cuyo sensor es CMOS APSC como la EOS 70D. Los sensores de las cámaras son los encargados de captar la luz que proviene del objetivo y convertirla en señales digitales o analógicas que se plasmarán como una fotografía. El formato del sensor determinará la calidad y sensibilidad de la fotografía. Esto quiere decir que un sensor de mayor tamaño tendrá la posibilidad de hacer fotos más grandes, de mayor calidad y con más resolución.

En la práctica, esta diferencia se puede notar al trabajar en condiciones de luz escasa. Cuando aumentamos los valores ISO en cámaras con sensores pequeños el incremento del ruido o grano en la imagen es mucho mayor que en cámaras con sensor full frame. Así que el sensor de formato completo permite aumentar la sensibilidad y capturar más luz afectando menos al ruido y obteniendo una mayor calidad de la imagen.

Cigüeña blanca sobre el nido en el campanario de una iglesia en Alange. Se observa el cielo poblado de nubes y un murete en la parte baja de la imagen
Fachada de un hotel en alange en temporada baja. La fachada luce de color crema y se ve un toldo amarillo y blanco echado sobre la puerta principal
El camino de subida al castillo de Alange es verde y está repleto de hojas amarillas y marrones.
Un detalle de la vista entre los muros de acceso al castillo de Alange
Algunas hojas amarillas y marrones sobre una roca en el camino de subida al Castillo de Alange
El sol casi se oculta a la derecha y todo en el plano destaca el embalse con algunas entrantes de tierra. Vista desde el cerro de la culebra

Todos sabemos que la fotografía es luz y si la fuente de luz no es la idónea debemos contar con un buen equipo fotográfico, sobre todo, como en mi caso que adoro la iluminación natural y trato de alejarme todo lo posible del flash y de focos de luz artificiales.

A medida que el sol iba descendiendo en el horizonte, la luz iba siendo cada vez más escasa así que a medida que avanzaba la tarde y cambiaba la luz, tuve que ir incrementando los valores ISO de mi cámara.

Subida al castillo de Alange. Imagen del camino lleno de hojas y árboles en entre las murallas de acceso a las ruinas
Uno de los accesos al castillo. ISO 800
Puesta de sol desde el cerro de la culebra en Alange. Se observa una parte de roquedo a la derecha y el embalse a la izquierda
Últimos momentos de sol desde el Cerro de la Culebra. ISO 1600
La luna aparece casi al caer la noche sobre las rocas del cerro de la culebra en alange
Durante el descenso nos cruzamos con la luna. ISO 6400

En cuanto a los objetivos hay que decir son una parte muy importante del equipo fotográfico. Un objetivo de calidad puede complementar perfectamente a una cámara de gama baja. Por contra, un objetivo de mala calidad puede hacer que tu cámara, aunque sea muy buena, no alcance el nivel fotográfico deseado. Recomiendo leer este post H!C de Marta Guillén.

El 50 mm f/1.8es un objetivo muy ligero pero muy luminosos y de calidad. Es una herramienta idónea para retratos porque es un teleobjetivo que te permite trabajar con aberturas pequeñas consiguiendo aislar al sujeto y desenfocar el fondo. A menudo yo lo utilizo también en fotografía de paisajes urbanos o de naturaleza. La distorsión de la imagen en este objetivo es muy leve y la visión que te ofrece es muy parecida al encuadre del ojo humano. Me gusta acotar las imágenes, aislarlas y contar sólo una parte de la historia dejando el resto para la imaginación.

Vista de Alange con las sierras al fondo y el embase a la derecha. Es un plano corto que acota una parte del pueblo.
Perspectiva de Alange con objetivo 50 mm f/1.8 de Canon
Perspectiva en un plano gran angular de Alange. Se observa el pueblo entero, las sierras al fondo y parte del embalse y cerro de la culebra
Panorámica de Alange con objetivo 28 mm f/1.8 de Canon

El 28 mm f/1.8 es un objetivo gran angular. Esto quiere decir que permite abarcar más panorámica. Es idóneo para la fotografía de paisajes o de lugares en los que quieres capturar un ángulo mayor de lo que te permiten los teleobjetivos. Cuanto más pequeño es el número de la lente gran angular más panorámica logrará capturar. El rango suele estar entre 10 mm y 35 mm. El 28 mm  f/1.8 de Canon es muy rápido al enfocar y aunque es más pesado que el 50 mm te da la opción de realizar fotografías visualmente más espectaculares tanto en retratos como en paisajes.

La tarde resultó ser bastante entretenida. Si os gusta la fotografía está claro que hay que salir a hacer fotos siempre que se pueda y estas excursiones son el momento idóneo para la práctica fotográfica.

Compartir entrada
View all posts by Ana

Actualmente estoy centrada en la fotografía corporativa para marcas y profesionales y la compagino con sesiones lifestyle para familias y parejas. Puedes encontrarme por Instagram, Twitter o VSCO.