Cómo aportar valor a tu marca a través de la fotografía.

Comienzo una etapa en la que llegan hasta mí muchos más proyectos para empresas y profesionales.
Buscan mejorar el contenido de sus publicaciones, de sus webs y redes sociales y hacer más personal la imagen de su negocio.

Hoy vengo a presentaros a Ana y a María José, profesoras de yoga en Las Tres Ridículas.

Me plantearon la necesidad que tenían de mostrar al público el trabajo que desarrollan en sus clases; querían ponerle cara a su negocio y que la gente supiera quién estaba detrás de este equipo, así que pensaron que un reportaje de fotos corporativo sería una buena manera de conseguirlo.

¿Quieres saber cómo hicimos esta sesión corporativa?

Las dos profesoras realizan una asana conjunta utilizando todo el espacio elegido para la sesión de fotos

Uno de los objetivos fue crear un ambiente de cercanía y consonancia.

Ellas son dos profesionales con perfiles muy diferentes e imparten sus clases por separado pero lo hacen dentro de un entorno común y con mucha conexión entre ellas, así que las fotos también tenían que reflejar este detalle. Para ello, una parte del reportaje lo hicimos con ambas juntas en un ambiente muy armónico y transmitiendo esa sensanción de unión y de equipo.

Además planteamos la necesidad de dar una apariencia limpia al reportaje para que se intuyera el ambiente saludable que se respira en sus clases. Por eso la luz es natural y elegimos localizaciones con colores relajados y agradables.

La localización es una elección que no suelo decidir al azar.

Para las fotos de interior la opción elegida no pudo ser más acertada: la Sala de los Espejos del Teatro Carolina Coronado.

Ventanas con luz infinita y un espacio en el que perfectamente se podrían hacer actividades relacionadas con el yoga, porque la sala invita al sosiego. Un escenario ideal para nuestras fotos.

Además decidimos hacer una segunda parte en exterior y nos fuimos hasta una zona de arboleda cercana a Almendralejo; rodeadas de naturaleza, cerca de la tierra y del cielo y respirando aire puro.

Delante de una vidriera que deja pasar la luz natural las dos profesoras de yoga realizan una postura como ejemplo de los ejercicios de sus clases
Aquí se muestran detalles de posturas que realizan en las clases de yoga
Imagen de una postura de yoga con ojos cerrados
Imagen de las dos instructoras de yoga realizando una Asana juntas

Aportar valor a nuestra marca pasa por cuidar la imagen que proyectamos de ella; por eso intento mimar mucho los proyectos que desarrollo con otros profesionales y crear contenido de calidad tan inspiradores como este trabajo que hoy os he mostrado.

¿Te ha gustado? ¿Tienes una idea para colaborar? Contacta conmigo aquí

Y si te apetece, compártelo.


Comuniones, inocencia y naturalidad

Estamos casi llegando a febrero y las comuniones están a la vuelta de la esquina.

Aún así, es probable que todavía quedéis algunos padres con el reportaje de fotos aún por organizar.
Lo cierto es que empieza la cuenta atrás y a estas alturas hay que darse un poco de prisa si queremos tener todo listo antes de mayo.

La buena noticia es que aún tengo fechas disponibles para comuniones así que si os interesa tener más información, aquí os cuento un poco cómo realizo este tipo de trabajos.

Sonrisa de un niño de comunión sonriendo a contraluz
Imagen de un niño de comunión en el campo
Una niña durante el reportaje de su comunión refleja su mirada pensativa sobre un cristal
Sentada sobre un escalón pensativa una niña de comunión mira hacia la luz de la ventana
Imagen de un reportaje de comunión en la que la niña posa sujetando un paraguas y mira hacia su vestido

Este tipo de sesiones suelo realizarlas fuera del estudio o combinarlas con algunas fotos hechas en casa.

La idea principal es conseguir un reportaje natural, informal y divertido por eso suelo trabajar, casi siempre, en exteriores. Las localizaciones exteriores me permiten jugar con diferentes escenarios que aportan un aire más espontáneo a estos trabajos.

La luz natural y los colores de la primavera, crean un marco muy atractivo para las fotos de comunión, además, los niños y niñas suelen sentirse más cómodos en lugares abiertos donde pueden respirar, moverse y pasar un rato relajado haciéndose su reportaje.

Imagen de una niña de comunión en un jardín al atardecer y a contraluz
Una joven de comunión en un retrato en blaco y negro de cuerpo entero
Imagen más típica de una niña de comunión con rostro bonito y manos sujetando su cara

¿Os apetece mucho hacer el reportaje de vuestros hijos en exteriores pero os preocupa que puedan ensuciarse la ropa?, ¡no hay problema!

Elegiremos lugares a los que accedamos fácilmente, donde el coche llegue con comodidad y no corran el riesgo de mancharse.
También organizaremos la logística e intentaremos contar con personas que puedan servirnos de apoyo durante ese rato.

Hay padres que prefieren combiar los exteriores con algunas fotos en casa, y ésta puede ser una buena opción para tener un recuerdo más completo de este momento especial.

Como trabajo siempre con luz natural, también en las localizaciones interiores, intento buscar zonas bien iluminadas. Siempre intento tener alguna foto en sus habitaciones porque suele gustar tener este recuerdo.

Retratos más formales para el recuerdo.

Normalmente dedico una parte de la sesión a realizar algunos retratos más formales o típicos de comunión, aunque siempre con la intención de que estas fotos desprendan personalidad y no sean una simple pose o queden demasiado serias.

Si estáis pensando en esa foto para sacar en papel y tener de recuerdo para los familiares… ¡La tendréis!

En blanco y negro un joven de comunión sonríe en una pose informal
Reportaje de comunión, imagen de una niña relajada sonriendo sobre la cama de su habitación
Retrato gracioso de una joven de comunión sobre una pared pintada de franjas rosas y blancas

¿Cuánto dura la sesión de fotos?

Para que la sesión se desarrolle como está previsto y el resultado sea el que buscamos, es necesario invertir entre 2 y 3 horas incluyendo desplazamientos, de unos 25 km máximo, en el caso de que los haya.

Algunos clientes me comentan que no quieren un reportaje muy amplio y que con un par de fotos para el recuerdo, les es suficiente.

En realidad mi trabajo es justo el contrario. Para que el resultado del reportaje de comunión esté al nivel de lo que veis aquí, que vuestras hijas e hijos se vean naturales y favorecidos, es importante trabajar sin prisas y tomando el tiempo necesario para ello.

Las mejores fotos suelen surgir alrededor de la mitad de la sesión, incluso al final porque es cuando cuando se han relajado y han perdido un poco la vergüenza del principio.

¿Cómo entrego el reportaje de comunión?

Después del trabajo de selección de las mejores imágenes y de edición de éstas, tendréis el reportaje completo en máxima calidad y sin marca de agua.
De esta manera podréis elegir las que más os gusten para sacar impresiones de recuerdo, ampliaciones, cuadros y demás.

El reportaje de comunión os lo entregaré en un pen drive dentro de una cajita con varias impresiones en tamaño polaroid como detalle.

Imagen del material utilizado para entregar los reportajes
¿Puedo pedir un álbum de fotos?

Sí, ofrezco el servicio de diseño e impresión de álbumes. Puedo daros presupuesto según el formato y número de páginas que queráis.

Después de leer todo esto es posible que te hayas dado cuenta de que no puedes dejar pasar más tiempo la contratación del reportaje de fotos para tu hijo o hija, y si además te ha gustado cómo trabajo quizás sea el momento de contactar conmigo.

Puedes hacerlo aquí: contacto Tan Tranquila


Sesión de embarazo. Delicadeza y sencillez.

Respira profundamente.
Relájate. No pienses aún en fotos, ni en poses.
Olvidémonos, por ahora, de la cámara.
Encontremos un momento de tranquilidad.
Conecta con tu interior.
Tómate unos instantes para ti.

Así comienzo, normalmente, una sesión de embarazo.

Ana embarazada luce tranquila y relajada su embarazo apoyada sobre una pared blanca y vestida de blanco

Es posible que la sesión de embarazo sea el reportaje menos espontáneo de todos los que realizo. Quizás porque lleva un trabajo más cuidado a nivel estético, de composición, de iluminación o de vestuario.

Sin embargo, en mi búsqueda de la naturalidad, trato siempre de encontrar momentos espontáneos. Romper el hielo inicial y mantener, durante toda la sesión, una cierta complicidad con la persona fotografiada me ayuda a encontrar gestos más sinceros y expresiones relajadas.

Imagen de perfil de cuerpo entero de una embarazada a contraluz delante de una ventana

Buscar la belleza en la sencillez.

Jugar con las sombras, los contrastes, contraluces y texturas. Esto hace más divertido el trabajo. No siempre es necesario mostrar demasiado vuestro cuerpo. A veces menos es más; una brizna de luz en un contorno casi en sombra puede conseguir un resultado muy atractivo.

Supongo que ya sabréis que siempre trabajo con luz natural, también en las sesiones de embarazo. Además intento que, tanto atrezzo como localizaciones, sean muy sencillos, sin muchas más pretensiones que la de encontrar una luz perfecta en el momento preciso.

Imagen de una embarazada abrazando su barriba vestida de blanco y en un entorno cálido lleno de juncos y cañas

Sentirse cómodas frente a la cámara

La intención es destacar el contorno de vuestro cuerpo, las formas, el volumen de cada embarazada y hacerlo de una manera favorecedora. Por eso me parece importante que cada una de vosotras tengáis vuestro tiempo de calma y consigáis estar a gusto durante toda la sesión de fotos.

Es posible que estéis pensado en haceros las fotos de vuestro embarazo y que incluso no estéis seguras de hacerlo, por pudor, porque no os apetece mostrar demasiado o porque no os sentís seguras de cómo vais a responder frente a la cámara.

Cada una de las mujeres que han confiado en mí para este trabajo no eran modelos y sus fotos tampoco están hechas en un estudio y aunque trato siempre de dejar mi marca personal, las sesiones se construyen en base a vuestros gustos y a vuestras propuestas. Esto también me permite a mí encontrar la inspiración y a la vez impregna de vuestra propia personalidad el trabajo.

Imagen de una mujer embarazada sentada sobre el suelo y mostrando su barriga
Dentro del agua una la pareja de futuros padres se abraza

El regalo perfecto

No voy a terminar esta entrada sin recordar que, por supuesto, podéis regalar sesiones de fotos. ¡Qué regalo tan original, una sesión de fotos de embarazo! ¿Os hacéis a la idea del valor que tiene un regalo así? Pensad en qué objeto que podáis regalar perdurará más que este. Nunca lo van a olvidar.

Cada día me siento más cómoda haciendo estas sesiones. Me gustaría conocer vuestra historia para poder contarla juntas.

Fotografía de embarazo en blanco y negro con luz frontal de atardecer dentro del agua de un lago

Fotografía de Embarazo

Conecta con tu interior.


La historia de Miguel: Fotografía de embarazo y recién nacido

Llevábamos semanas planeando la sesión de fotos.
Ana tuvo muy claro, desde el principio del embarazo, que no quería perder la oportunidad de plasmar en fotos ese momento de su vida. Esperando a su primer hijo, Miguel.

A principios de septiembre Ana llegó a la semana 35 de embarazo y pensamos que no debíamos esperar más, por si a Miguel le apetecía llegar antes.

Imagen de una embarazada abrazando su barriga vestida de blanco y en un entorno cálido lleno de juncos y cañas

La espera.

Conseguimos hacer un reportaje muy completo. Trabajamos en dos localizaciones, en casa y en exteriores. Cada localización impregna las fotos con una esencia diferente. También evoca diferentes estados de ánimo que se ven reflejados en las expresiones y los gestos.

Esto hace que la sesión sea más variada y original. Hay más posibilidades de probar diferentes luces, poses, de estirar el tiempo y de disfrutar.

Ana estaba deslumbrante. La verdad es que no necesitaba mucho más para lucir su cuerpo precioso pero la luz del atardecer quiso abrazarla, arroparla para hacerla brillar más.

Embarazada luce su contorno vestida de blanco y bajo una luz espectacular a sus espaldas

Es muy bonito que otros miembros de la familia participen en la sesión de fotos por eso Miguel, el padre de la criatura, estuvo siempre cerca. Él es parte muy importante en esta etapa y este momento también tenía que ser compartido.

He tenido la suerte de trabajar en más de una ocasión con ellos y he sido testigo del buen equipo que hacen. Congenian muy bien delante de la cámara, se compenetran y se entienden con tan sólo mirarse.

Dentro del agua una la pareja de futuros padres se abraza
Ana y Miguel abrazados esperando la llegada de su primer hijo

La llegada.

En mi opinión, una sesión de fotos de embarazo concluye con el reportaje de vuestro bebé. La foto se completa así. Se cierra el círculo.

Ana y Miguel sabían lo que querían y me pidieron fotografiar a su hijo recién nacido. Ya lo teníamos todo organizado antes del nacimiento. Yo estaba informada de la fecha prevista de parto e íbamos hablando cada varios días. Un día después de nacer Miguel ya tenía un mensaje en el móvil con su carita avisándome de que había llegado al mundo.

Durante los 15 primeros días, más o menos, los bebés aún tienen una forma muy redondita, no han mudado la piel y a penas se mueven. Es una etapa muy especial pero pasa muy rápido. Los bebés cambian, y lo hacen a ritmos acelerados así que siempre es una buena idea tener fotos de sus primeros días de vida.

Imagen de un bebé recién nacido rodeado por las manos de su padrea

Natural Newborn

La luz natural y la comodidad de vuestra casa convierten un reportaje de fotos en un recuerdo entrañable. Sin duda esta es una de las razones por las que he elegido trabajar fuera de un estudio, sobre todo en la fotografía de recién nacido.

No trato sólo de buscar la foto perfecta del bebé. Para mí es importante impregnar el reportaje de alma.

Cuidar demasiado la estética en este tipo de fotografía le resta espontaneidad y prefiero conseguir un resultado más imperfecto pero más real. Conseguir reflejar vuestro entorno y personalidad tratando de mostrar a vuestro bebé tal y como es.

Abrazos de sus padres a un bebé recién nacido que duerme sobre el pecho de su padre
Detalle de la boca y nariz de un bebé recién nacido mientras duerme
Recién nacido durmiendo y en forma recogida duerme plácidamente reposando sobre el pecho de su padre que lo observa con ternura

Mi amiga Ana me dijo que no se puede saber cuándo un bebé siente por primera vez a su madre, con todo lo precioso que esto conlleva, pero sí que podemos saber, recordar y a veces, hasta fotografiar, la primera vez que su corazón late junto al de su padre.

primera imagen de todos los miembros de una familia posando delante de una pared blanca y con el bebé recién nacido en brazos de la madre

Queridos Ana y Miguel, creo que juntos hemos conseguido crear un recuerdo hermoso, para vosotros y también para vuestro hijo. Dentro de unos años podréis decirle: ‘así eras con 10 días de vida’.

Algo que puede parecer tan insignificante acaba siendo una gran responsabilidad y para mí, representa mucho que hayáis querido compartirlo conmigo.

¡Muchas gracias!.

Fotografía de embarazo en blanco y negro con luz frontal de atardecer dentro del agua de un lago

Fotografía de Embarazo

Conecta con tu interior.


Momentos al natural: Fotografía Lifestyle

Algunas familias me abren las puertas de sus casas para que les fotografíe en la cotidianidad de sus vidas. Esto me encanta y me permite capturar esos momentos al natural, en un ambiente usual para ellos, sin posar para la cámara y mostrándose como les apetece en todo momento.

Esto es a lo que yo llamo fotografía lifestyle, y es el estilo fotográfico que busco en todas la sesiones que hago.

Los reportajes lifestyle vienen a ser sesiones de fotos que reflejan el ambiente en el que vive una persona o una familia. Son sesiones muy naturales, de un estilo muy libre y espontáneo donde se intenta reflejar cualquier momento del día a día y que suelen desarrollarse en casa o en exteriores con luz natural.

Unos reportajes se prestan más que otros a este estilo, sin embargo siempre trabajo teniendo presente esa idea y poniendo la intención para dejar mi sello personal en cada sesión de fotos.

En esta imagen la familia está en su apartamento delante de un gran espejo jugando y mirándose

Esta es mi forma de trabajar y la razón por la que no tengo estudio de fotografía, ni por ahora, me planteo tenerlo. Para ciertos trabajos como la fotografía de familias o bebés salir del estudio es una herramienta creativa y significa conseguir un resultado diferente, más atractivo y menos artificial.

Todo el amor y ternura del momento caben en esta foto. Y la foto la construyen la luz, las miradas, los gestos totalmente espontáneos. Debe de haber pocos momentos de mayor conexión entre madre e hijo/a que los de amamantar. Saber esperar te puede regalar momentos así.

Imagen de una familia, madre, bebe y hermano en un momento de amamantar

Trabajar en casa de mis clientes significa jugar con la luz natural disponible, resolver situaciones inesperadas y aceptar lo imperfecto, y bello, que tiene la cotidianidad.

También significa estar allí, presente pero manteniendo una cierta distancia y respeto, aunque al final termines formando parte de esas experiencias porque te encuentras incluída en su círculo, muy cerca y porque ellos también han querido compartirlo contigo.

Algunos clientes me llaman porque necesitan un par de fotos de recuerdo, un par de fotos tan sólo, en las que salgan favorecidos, naturales y quede muy bien como el resto de trabajos míos que han visto.

A menudo suelo tener que aclarar que para obtener un resultado bonito y natural en una foto hay que invertir tiempo en la sesión porque mi trabajo no es sólo hacer fotos si no también hacer que las personas que se ponen delante de la cámara se sientan muy cómodas para que el resultado merezca la pena y esté al nivel que yo busco y que el cliente demanda.

Sesiones de Fotografía Lifestyle

¿Estás pensando hacerte un reportaje de fotos especial y personalizado?


La luz de Berlín

He vuelto, ¡por fin!
He vuelto al blog.

Esto no podía seguir así. Tener un blog desatendido es como tener una planta sin regar así que estoy tratando de organizarme mejor y de volver con fuerza a contar historias, viajes y experiencias que es algo que me encanta.

Quien me sigue en Instagram sabrá que soy una enamorada de la luz de Berlín, de su ambiente, de su estética, así que no se me ocurrió mejor manera de reinaugurar mi blog que dando un paseo por sus calles.

Pasillo de arcos con una interesante luz y contrastes en el barrio de Prenzlauer Berg

La he visitado tres veces. La última fue este pasado septiembre y ya tengo ganas de volver.

Cuando el avión de regreso a España despegaba del Aeropuerto de Schönefeld mi ojos vidriosos dejaron caer un par de lagrimitas.

Estar allí me recarga tanto las pilas que me he propuesto visitarla, al menos, una vez al año.
Además, cuanto más la conozco, más me doy cuenta de la cantidad de cosas que me quedan aún por conocer de la ciudad.

Coches clasicos en Berlin y bicicletas por el carril bici

Belín es enorme aunque, realmente, no lo parece porque tiene la capacidad de acogerte y hacerte sentir confortable, a pesar de las bajas temperaturas que se soportan por allí.

También es una ciudad muy interesante a nivel arquitectónico. De muchos contrastes, multicultural, asequible, con un transporte público excelente, con mucha conciencia ecológica y una gran variedad de propuestas para todos los gustos.

En esta última visita nos hemos salido de las rutas más turísticas para disfrutar de las zonas menos frecuentadas por los visitantes que, hemos comprobado, cada vez son más.

Desde Rosenthaler Strasse, Mitte, donde tenemos ya nuestro campamento base, pasando por Prenzlauerberg, Neukölln, Honeschönhausen hasta la zona más al sur como es Tempelhof y su aeropuerto urbano con explanadas infinitas. ¡Espérame Berlín! Volveré pronto.

Imagen desde arriba de nuestra mesa con te, cafe y banana bread en Haferkater en Berlin
Vista a la entrada de Daluma, llena de plantas y con luz confortable en una mañana gris y lluviosa en Berlin
Monumento conmemorativo de la resistencia alemana. Gedenkstätte Deutscher Widerstand
Monumento conmemorativo de la resistencia alemana. Gedenkstätte Deutscher Widerstand

Sisters session

A veces la inspiración llega de personas cercanas y lugares próximos.

Llevaba tiempo queriendo contar con Mª Isabel para intentar hacer algunas fotos chulas.
No había definido aún la localización para el reportaje pero meses antes había estado visitando Alange y alrededores así que, finalmente, decidí hacer la sesión de fotos en la Sierra de la Culebra, junto a esta localidad.

Mª Isabel tiene una hermana, Ana, a la que conocí hace un par de años en otra sesión de fotos con su pareja.

Nos pareció fantástico contar con ella también para esta sesión. A principios de la primavera pasada subimos las tres juntas a la sierra de Alange. Esto se convirtió en una Sisters Session.

Ya tenía más o menos definidas las ubicaciones para las fotos así que fue muy fácil y rápido comenzar a trabajar.
Nos conocemos hace un tiempo. La confianza con el fotógrafo siempre aporta carácter y naturalidad en la foto.
En esta ocasión lo hicieron fenomenal las dos. Buscaron su inspiración, se relajaron y lograron encontrar los gestos y las miradas que buscábamos.

A medida que avanzaba la tarde nos fuimos adaptando a la luz y buscando los rincones que dejaban más iluminación.
Las piedras y los árboles aportaron frescura, textura, temperatura.
Y este es el resultado. Una selección de las mejores imágenes de esta Sesión de Hermanas con Ana y Mª Isabel.

Mereció la pena compartir esa tarde con vosotras.
Gracias por querer compartirla conmigo y por aportar vuestra mirada en este trabajo.

Primer plano de los pies de las dos modelos. Se ve la planta de los pies rozados y sucios por andar descalzas por el bosque. En segundo plano se las aprecia a ella hablando
Las dos modelos sentadas en un murete de piedra con las piernas recogidas y acicalándose
Detalle de los pies desnudos de la modelo sobre la roca
Pose en cuclillas de la modelo mientras observa el horizonte con los pies desnudos sobre la roca
Tumbada sobre un suelo de roca y piedra en una imagen lateral y de cuerpo entero
Una de las modelos posa tumbada boca arriba sobre la hierba. Punto de vista supieror
La modelo posa tumbada sobre la hierba muy verde. Ojos cerrados a modo de siesta
Primer plano del cuello de la modelo tumbada sobre la hierba. Se aprecia un colgante con una cruz en el centro
Sobre la roca con musgo y rodeada de plantas verdes las modelo estira las piernas mientras sonríe a carcajadas
La modelo sonríen mientras posa sentada sobre una roca saliente en la pared. Piernas estiradas
Modelo caminando agachada con las manos sobre una roca tratando de llegar hasta la luz que la ilumina de frente
Imagen de la modelo en primer plano con el fondo de una zarza. Cara tensa y simulando que está tratando de salir

Sesión de embarazo: Inma + Sergio = Hugo

Los últimos meses están siendo un no parar con las sesiones de embarazo. Cada vez son más las mujeres que deciden hacer un reportaje de fotos antes del parto. Un momento muy especial en la vida de la mujer y del que merece la pena mantener el recuerdo.

Los protagonistas de hoy tampoco quisieron dejar pasar la oportunidad de guardar este momento para siempre y contaron con nosotros para su sesión de fotos.

Inma y Sergio viven viven en la bonita localidad pacense de Oliva de la Frontera. Son jóvenes, tienen mucha energía y son súper cariñosos. Hacen una estupenda pareja y están entusiasmados con la llegada de su primer hijo: Hugo.

Sesión embarazo. Momento en pareja sentados en el suelo riendo y tocando la barriga de Inma
Sesión embarazo. Inma de costado sobre la cama con el pelo al borde sujeta su barriga mirando hacia la luz

Su reportaje lo dividimos en dos partes. Quedamos en su casa donde hicimos los primeros retratos, rompimos un poco el hielo y aprovechamos bien la luz que se colaba por las ventanas del ático. Son imágenes relajadas y simpáticas. Muy naturales.

Sesión embarazo. Momento tierno de la pareja besándose y sonriendo posando delante de una pared. Imagen en blanco y negro
Sesión embarazo. La pareja posa a la cámara abrazados sujetando la barriga de la mamá. Imagen en blanco y negro
Sesión embarazo. En primer plano la ecografía de Hugo y detrás los padres sonrientes
Sesión de embarazo. Los padres sujetan la ecografía de su hijo sobre la barriga de la madre

Las fotos están cargadas de emoción, de risas y de complicidad entre ellos. Conseguimos crear una atmósfera de confianza y buen rollo y esto se transmite en las imágenes.

Acabamos su sesión de fotos en una zona alta de la localidad, junto al Santuario de la Virgen de Gracia, con el pueblo de fondo y rodeados de huertas de olivos. Allí disfrutamos del atardecer de primavera. Para los antiguos hebreos el olivo simbolizaba la prosperidad, bendición divina y alegría. Nos gustaría que fuera éste un augurio de lo que aún les queda por vivir junto a Hugo.

Sesión embarazo. La madre sujeta su barriga mirándola. Imagen en el campo con la puesta de sol al fondo y algunos rayos de luz que se cuelan en el objetivo
Sesión embarazo. La madre posa a la luz del atardecer con los olivos alrededor
Sesión embarazo. Los futuros padres sentados sobre una piedra delante de un muro de piedra también en el jardín de la casa de los padres de ella

Esos últimos y mágicos minutos de luz del día nos inspiraron a todos para lograr unas últimas fotos estupendas, poniendo así el broche final a una tarde genial.

Fotografía de embarazo en blanco y negro con luz frontal de atardecer dentro del agua de un lago

Fotografía de Embarazo

Conecta con tu interior.


Sesión de embarazo: Esperando a Alba

Bea e Iván viven en una bonita casa en Aracena con vistas a la sierra, rodeados de metros de jardín, en un ambiente muy rural y sencillo.

Cuando les visitamos, hace ya casi cuatro meses, Bea estaba embarazada, a pocos días de cumplir la semana 40 de gestación. Habíamos pospuesto en varias ocasiones su sesión de fotos así que ese fin de semana era nuestra última oportunidad.

En medio de la inmensidad de un bosque de alcornoques Bea está relajada mirando hacia su barriga

Llegamos el sábado, y con nosotros también el frío y la lluvia. Aún así, el primer día tuvimos suerte y pudimos comenzar con la sesión de fotos en algunas localizaciones exteriores.

Bea es bióloga por vocación. Ama el campo, la naturaleza, las aves… Sus fotos tenían que ir muy acorde a su forma de ser y de vivir.

Una zona de alcornocales fue nuestra primera localización. No tuvimos que ir muy lejos. Son afortunados de vivir casi en plena naturaleza. Paseamos tranquilos, charlando y riéndonos. Mirando al cielo a cada poco y esperando una ventana de luz para disparar la cámara.

Acabamos la tarde subiendo al Castillo de Aracena. Cuando el viento frío y la lluvia aparecieron dimos por terminada la tarde de fotos.

bea-embarazo-33

La segunda parte la sesión la hicimos al día siguiente y ya en casa. Bea relajada pudo posar con ropa más cómoda que le permitió mostrar su embarazo. Tras la ventana de la habitación la densa niebla no nos dejaba ni ver el jardín. Aún así aprovechamos la luz al máximo y conseguimos imágenes muy bonitas.

Bea estaba muy guapa y natural.

Catorce días después nació Alba.

Es genial haber podido compartir esos momentos tan cercanos a la llegada de su primera hija y haber participado en crear este recuerdo tan bonito.

Pensativa y relajada Bea está tumbada de costado sobre la cama. Muestra su barriga en un retrato en blanco y negro
Retrato vertical en color donde Bea con las piernas entrelazadas y sentada sobre la cama observa y sujeta su barriga
En medio del bosque verde junto a Aracena una imagen entre los árboles de Bea sonriendo bajo un rayo de luz que baja de las nubes
Retrato en blanco y negro de Bea sentada en el porche de su casa en Aracena
Fotografía de embarazo en blanco y negro con luz frontal de atardecer dentro del agua de un lago

Fotografía de Embarazo

Conecta con tu interior.